LO ÚLTIMO: Xalapa ya cuenta con Laboratorio de Innovación, el primero en el estado...Américo lo inaugura        PT y PES, en busca de la sobrevivencia,firman con Morena, la coalición "Juntos haremos historia".        Anuncia IVEC la cuarta Feria de la Cerámica del 2017, en Jardín de las Esculturas.        En Xalapa, el proceso de entrega-recepción será abierto y transparente, dice Américo Zúñiga        Tras gestión municipal arranca Espacios Educativos más obras en Pánuco        Con más obras en escuelas, honramos a la educación: Américo Zúñiga        El presidente Peña anuncia, en Francia, 3 compromisos contra cambio climático        José Ramón Martel, se une al equipo de campaña de Meade... varios paisanos son cercanos al ex Director del CREA        POR QUÉ HECTOR YUNES LANDA.        El SMN estima en 21 estados temperaturas bajo cero grados        Trasciende que el Delegado de Gobernación deja el cargo...Quién llega, Montano o Carrillo?        Ramón Poo y Fernando Yunes, firmaron el Convenio para la Reconstitución de la Policía Municipal.        Meade se pinta de Verde...Citlali Medellín,Alcaldesa electa de Tamiahua,presente.        Xalapa, comprometida con la inclusión: Américo Zúñiga        Gobernadores respaldan Ley de Seguridad Interior        
Visitas: 18,544,502
Miércoles 13 de diciembre de 2017     enestahora@outlook.com

En Esta Hora - Que eran sólo “encharcamientos”
Que eran sólo “encharcamientos”
Para el miércoles de la semana pasada, cuando cientos, miles de familias veracruzanas sufrían las consecuencias de inundaciones en varias partes de la entidad, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares reducía todo a simples “encharcamientos”.

Sin embargo, tres días después tuvo que aceptar la realidad, o por fin se enteró lo que estaba pasando en la entidad, que se supone que gobierna y en consecuencia está al tanto y muy pendiente de la suerte de sus gobernados. Mjú.

El sábado rectificó, o por fin se puso las pilas, o por fin le dejaron un tiempo libre sus pendientes a los que se advierte que les da más prioridad y encabezó una reunión de emergencia en Minatitlán y hasta adelantó que se podría solicitar a la Secretaría de Gobernación una declaratoria de desastre.

Algo no funciona bien adentro de la administración estatal. O sus colaboradores no le informan bien y oportunamente de lo que está pasando en la entidad, u hoy lo que más le interesa, por encima de todo y de todos, es, por ejemplo, ver cómo logra asegurar que su hijo lo suceda en el cargo, que eso para él sí sería prioritario, más que prioritario, se entendería.

El panorama en el Estado

Hace una semana, el lunes 2 de octubre el alcalde de Álamo-Tamapache, Ricardo Arturo Serna Barajas, pedía ya una declaratoria de emergencia para atender afectaciones en 1,800 viviendas a causa de las inundaciones, que afectaron la cabecera municipal (casi todas las colonias) y varias comunidades, aparte de los daños a comercios y algunos caminos rurales.

Para ese mismo día, en Tempoal 26 localidades estaban ya aisladas y no tenían acceso por vía terrestre, había seis colonias inundadas y más de 50 familias estaban en un albergue.

En Tlacotalpan el alcalde Homero Gamboa Martínez reportaba que tres mil personas de 50 comunidades del municipio estaban en “situación crítica” porque sufrían inundaciones en sus viviendas, además de que el resto de los 168 poblados estaban incomunicados (para entonces el único que estaba ya apoyando era el Ejército).

En Tezonapa, ese mismo lunes el presidente de la Unión Local de Productores de Caña CNC, del ingenio Central Motzorongo, Carlos Naranjo Lozano, expresaba la preocupación de los cañeros porque a dos meses de iniciar la zafra 2017-2018 no habían empezado los trabajos de rehabilitación del deslave de la carretera Paraíso-Motzorongo, pues un camino alterno que tienen no es apto para trasladar la gramínea.

En Poza Rica, el dirigente de la colonia Ignacio de la Llave, Gerardo Chávez Medina, alertaba que la CONAGUA tiene pendiente la construcción de un tramo de muro de contención, de aproximadamente 200 metros, que ayudaría a proteger a tres colonias cercanas a la ribera del río Cazones y que temen riesgos de posibles inundaciones que afecten a diez mil personas.

La situación empeoraba

El miércoles 4 de octubre en Chicontepec había inundaciones en las partes bajas y temían desgajamientos de cerros como en Zilacatipan, donde hace un año dos familias quedaron sepultadas dentro de sus propias viviendas. Desgajamientos menores ya habían ocurrido.

En otra Sierra, la de Zongolica, en la cabecera el alcalde electo Juan Carlos Mezhua Campos informaba que las lluvias habían provocado severas inundaciones en la colonia Indeco donde habitan más de cuatro mil personas, que se habían suspendido las clases en la escuela primaria 16 de Septiembre porque estaba inundada y que estaban incomunicados los municipios de Mixtla de Altamirano y San Juan Texhuacan, debido a deslaves que habían afectado los caminos

Para entonces se daba a conocer que al menos cinco municipios del sur de Veracruz sufrían inundaciones por desbordamientos de arroyos y ríos de respuesta rápida: Tlacotalpan, Texistepec, Catemaco, Cosoleacaque y Minatitlán. Se reportaban ya 150 comunidades afectadas por la crecida de los ríos.

En Minatitlán el desbordamiento del río Uxpanapa había generado ya afectaciones en 40 comunidades rurales.

En la región de las Altas Montañas (Orizaba) se reportaba que las lluvias de ese miércoles habían provocado el bloqueo de tres caminos por deslizamiento de laderas, 20 viviendas habían sufrido inundaciones, así como en Acultzingo, Nogales y Río Blanco, que afectaron viviendas. Varias comunidades estaban incomunicadas.

En el sur, en Texistepec decenas de familias de la comunidad Paso de los Indios estaban bajo el agua y ya había daños en cultivos.

Por su parte, en Cosoleacaque el alcalde Ponciano Vázquez Parissi informaba también de afectaciones por inundación de viviendas.

Entre Xalapa y Coatepec se vio afectado el paso por un socavón.

Pero no pasaba nada

No obstante la situación que ya se presentaba, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares negó que a lo largo del Estado estuvieran ocurriendo severas inundaciones y dijo que sólo se habían presentado “encharcamientos”.

“En Minatitlán no tenemos problemas mayores, sólo encharcamientos. En Tempoal igual, encharcamientos; nada de consecuencias graves… En Tlacotalpan no está entrando el agua, no es verdad eso; hay tres colonias fuera de la cabecera donde sí entró el agua, pero nada de riesgo”.

Cinthia Zúñiga, reportera del portal alcalorpolitico.com en el puerto de Veracruz, registró en su nota que el gobernador no quería hablar del tema cuando lo entrevistaron, “pues al ser cuestionado sobre las afectaciones en el Estado debido a las precipitaciones, volteó la cabeza hacia otros reporteros en espera de otro tipo de preguntas, pues consideró que ese no era ‘el tema’ de esta ocasión”.

El jueves 5 de octubre, en “Prosa aprisa” pregunté: ¿Y el Comité Estatal de Emergencias?

Dije: “Las inundaciones a causa de las lluvias han comenzado a causar daños a cientos de familias en diferentes puntos del Estado y hasta anoche no se sabía que se hubiera instalado ya y menos que estuviera sesionando el Comité Estatal de Emergencias para acudir en auxilio de los damnificados.

El problema es anual y ha habido años en que cobra proporciones gigantescas y alarmantes, por eso extraña la pasividad de las autoridades estatales, en especial de las de la Secretaría de Protección Civil.

Hay poblados ya incomunicados y no se sabe que se esté pensando evacuar a todos los que sea necesario o que se esté armando un puente aéreo para llevar agua y víveres en caso de que se requiera.

¿Qué pasa? ¿La insensibilidad que ha mostrado el actual gobierno al despedir a trabajadores con muchos años de antigüedad y a muchos adultos mayores se confirmará no atendiendo a los afectados por las inundaciones con la urgencia que se requiere?

Fidel Herrera Beltrán tiene muchas cosas criticables, muchas, pero tratándose de este tipo de emergencias reaccionaba de inmediato y se ponía al frente de las tareas de auxilio a la población. Los afectados cada año lo deben extrañar todavía”.

Reacción lenta

El Comité por fin dio señales de vida el sábado cuando sesionó en Minatitlán donde ayer se esperaba que se desbordara el río Coatzacoalcos y afectara el centro de la ciudad que se ubica en la parte baja, además que se reportan inundadas comunidades de Jáltipan.

Además del Ejército, la Secretaría de Marina ya se activó también y empezó a llevar víveres por vía aérea a comunidades aisladas.

Alertan en Tlacotalpan

Ayer, el alcalde de Tlacotalpan, Homero Gamboa Martínez, empezó a alertar a los habitantes de la ciudad a fin de que se preparen por si es necesario evacuarlos ya que las propias autoridades de Protección Civil del Estado y la Comisión Nacional del Agua prevén que el río Papaloapan inunde el centro de la ciudad de Tlacotalpan la tarde del próximo jueves 12 de octubre, con un nivel por arriba de los 40 centímetros.

Gobierno Federal reclama mérito

El viernes por la noche, el Gobierno Federal a través de la Delegación Secretaría de Gobernación en el Estado dijo que atendía el problema del desbordamiento del río Coatzacoalcos a través de la Comisión Nacional del Agua y de la Secretaría de Marina.

El delegado de Gobernación, Ángel Isaac Ochoa Pérez, informó que se contenía la inundación mediante el bombeo y la instalación de cinco mil costales para la formación de barricadas en el malecón y calle a lo largo de ocho cuadras de Minatitlán y que en Boca del Río continuaban con el bombeo en cárcamo del Canal de la Zamorana “con una bomba Thompson de 18 pulgadas”, mientras que para el municipio de Tlacotalpan movilizaron de manera preventiva una planta potabilizadora y “un elemento de PIAE” para apoyar a la población